Asics, la marca japonesa de ropa y equipamiento deportivo, ha experimentado un crecimiento constante en sus ventas, impulsado principalmente por el éxito de su categoría de zapatillas para correr. A pesar de enfrentar desafíos como problemas logísticos y bloqueos en Asia, Asics logró un aumento de ventas del 7.4% en el primer semestre de 2022, alcanzando los 221 mil millones de JPY (1.625 mil millones de euros). La empresa pudo beneficiarse de tipos de cambio favorables, aunque sus ingresos operativos disminuyeron un 4.8% hasta 19.1 millones de JPY (140 millones de euros).

El sólido desempeño de la gama de zapatillas para correr de Asics en Norteamérica y Europa jugó un papel importante en su crecimiento general. Las ventas de esta categoría aumentaron un 13.5% hasta los 123.5 millones de JPY, siendo Europa el mercado líder, generando 43.3 millones de JPY en ingresos. A pesar de una disminución del 1% en las ventas norteamericanas en moneda local, hubo un aumento del 13% en yenes. De manera similar, en la región de la Gran China, las ventas crecieron más del 10% en moneda local y más del 26% en yenes, incluso con estrictas políticas de bloqueo en Shanghai.

Asics también experimentó un crecimiento en la categoría de deportes de alto rendimiento, que incluye calzado para diversos deportes como voleibol, tenis, bádminton y balonmano. Aparte de Japón, esta categoría experimentó un crecimiento en todos los mercados, con unos ingresos totales de 23.5 millones de JPY. La gama de estilos deportivos también experimentó un aumento del 8.2% en los ingresos, alcanzando los 18.5 millones de JPY, impulsado principalmente por el crecimiento en Europa. Para fortalecer aún más su presencia en el fashion segmento, Asics se ha asociado activamente con fashion etiquetas y minoristas.

En términos de indumentaria y accesorios, Asics experimentó un aumento del 2.7% en las ventas (aunque una caída del 1.9% en moneda local) hasta los 17.1 millones de yenes. Una vez más, Europa demostró ser la región de mayor éxito, con un aumento de ventas del 32%. Sin embargo, la marca Onitsuka Tiger, que se distribuye principalmente en China y Japón, experimentó una caída en las ventas del 6.5% (14.5% en moneda local) hasta los 19.6 millones de JPY. El mercado interno fue la única área donde Onitsuka Tiger experimentó un crecimiento, con un aumento de ventas de casi un 13%.

Europa surgió como el principal mercado para Asics, generando ventas por valor de 63 millones de yenes en el primer semestre del año, lo que representa un aumento del 9% en yenes. El sólido desempeño de la región en el segundo trimestre contribuyó a un aumento del 20%. Por el contrario, las ventas en Japón cayeron un 17% hasta quedar por debajo de los 31 millones de JPY. América del Norte experimentó un crecimiento del 11.3% a casi 48 mil millones de JPY, mientras que la región de la Gran China experimentó un aumento del 3.4% a casi 29 mil millones de JPY. Oceanía fue testigo de una mejora en las ventas de casi un 18% y el Sudeste Asiático experimentó un asombroso aumento del 74%. Las ventas de Asics en el resto del mundo crecieron casi un 29%.

En términos de canales de distribución, el canal mayorista contribuyó con JPY 149 mil millones a los ingresos de Asics, lo que supone un aumento del 2 %. Los ingresos minoristas directos alcanzaron los 38 mil millones de JPY, un aumento del 22 %, mientras que los ingresos del comercio electrónico también alcanzaron los 38 mil millones de JPY, un aumento del 18 %.

De cara al futuro, Asics prevé unas ventas de 460 millones de JPY (3.382 millones de euros) para todo el año, en comparación con su estimación anterior de 420 millones de JPY. La compañía también espera unos ingresos operativos de 27 mil millones de JPY, frente a la estimación anterior de 23 mil millones de JPY. Esta perspectiva positiva refleja el progreso constante de Asics y su sólida posición en la categoría de zapatillas para correr.

Tenga en cuenta que no se proporcionan enlaces adicionales relevantes al artículo, ya que no es aplicable en este caso.