El grupo belga Alain Broekaert ha cerrado la adquisición de la filial francesa de Scotch & Soda, tras la fashion la reciente declaración de quiebra de la marca en los Países Bajos. Esta medida se produce después de que Bluestar Alliance, con sede en EE. UU., comprara Scotch & Soda en marzo, lo que provocó un cambio de propiedad.

Alain Broekaert, un distribuidor consolidado de diversos fashion marcas como Pepe Jeans, Love Stories y Karl Lagerfeld, anteriormente fueron distribuidores de Scotch & Soda en Bélgica y Luxemburgo. Con la adquisición, Alain Broekaert asume ahora las responsabilidades de distribución de la marca también en Francia.

Alain Broekaert, que gestiona unas 40 tiendas monomarca y emplea a 300 personas, atiende a 500 mayoristas en la zona del Benelux. Como parte de la adquisición, Alain Broekaert se ha hecho con 26 tiendas Scotch & Soda en Francia, además de 69 shop-in-shops y 10 corner corner. No se ha revelado el valor exacto de la venta, pero cabe señalar que se han preservado los 123 puestos de trabajo en Francia, lo que garantiza la continuidad de los empleados.

Cabe destacar que en otros países las tiendas Scotch & Soda están supervisadas por S&S Europe BV, una nueva empresa formada por Bluestar Alliance, que se ha hecho cargo de las operaciones de la marca. A pesar de declararse en quiebra, Scotch & Soda experimentó un aumento en los ingresos durante el año fiscal 2021-2022. La marca generó 342.5 millones de euros, superando los 277.9 millones de euros que ganó el año anterior.

Estos acontecimientos recientes ponen de relieve los cambios y cambios en curso dentro de la fashion industria, con varias empresas adquiriendo y gestionando marcas estratégicamente para navegar por el panorama del mercado en constante evolución.

Enlaces útiles:
1. [Sitio web oficial de Scotch & Soda](https://www.scotch-soda.com/)
2. [Sitio web oficial de Alain Broekaert](https://www.alainbroekaert.be/en/)