El imperio del cristal Swarovski, famoso por su opulencia y grandeza, se ve envuelto en una amarga disputa familiar que amenaza el futuro de la empresa. El impacto devastador de la pandemia de coronavirus no solo ha dejado desierta la sede de Swarovski en Austria, sino que también ha puesto de relieve problemas subyacentes más profundos dentro de la empresa.

Fundada hace 125 años por Daniel Swarovski, la empresa ha florecido como un negocio diversificado, ofreciendo una variedad de productos que van desde pedrería y binoculares hasta exquisitas joyas y figuritas de cristal. Sin embargo, el director ejecutivo, Robert Buchbauer, reconoce que es imperativa una transformación drástica para superar los desafíos que se avecinan.

Buchbauer revela que el atractivo de los cristales de Swarovski ha disminuido entre los clientes corporativos debido a la feroz competencia de alternativas más baratas, sobre todo de China. Agravado por la recesión económica inducida por la pandemia, la empresa ha sufrido importantes déficits en las ventas.

Para enfrentar estos crecientes obstáculos, Buchbauer propone una estrategia que apunta a elevar los cristales de Swarovski a un estado más exclusivo. Esto implica reducir la cantidad total de productos producidos y al mismo tiempo centrarse en crear piezas más grandes y vibrantes que puedan venderse a un precio más alto. Además, la empresa tiene la intención de eliminar gradualmente ofertas del mercado masivo, como juegos de manicura adornados con cristales de Swarovski y fundas para teléfonos móviles. Como parte de este plan de reestructuración, Swarovski planea cerrar aproximadamente 750 de sus 3,000 tiendas en todo el mundo, lo que provocará la desafortunada reducción de alrededor de 6,000 empleados.

Sin embargo, algunos miembros de la familia Swarovski expresan su preocupación de que los clientes que ya han migrado a alternativas más asequibles no estén dispuestos a pagar precios más altos por los cristales artesanales. Temen que la implementación de los cambios propuestos por Buchbauer conduzca inevitablemente a la ruina de la empresa.

La actual disputa dentro de la familia gira en torno a la estructura de propiedad de la empresa. Swarovski es una de las pocas empresas de artículos de lujo de propiedad totalmente familiar que quedan. No obstante, los miembros de la familia coinciden unánimemente en que la estructura actual obstaculiza la capacidad de la empresa para expandirse globalmente. La propuesta de Buchbauer de consolidar todas las operaciones bajo un holding ha obtenido el apoyo de los accionistas que poseen aproximadamente el 80 por ciento de las acciones. Sin embargo, los demás miembros de la familia, que poseen alrededor del 20 por ciento de las acciones, han iniciado un procedimiento de arbitraje para intentar invalidar el plan de Buchbauer.

El persistente conflicto ha causado frustración y desconcierto entre los empleados de Swarovski, particularmente cuando ven a familiares haciendo alarde de lujosas vacaciones en las redes sociales mientras ellos enfrentan la preocupación de posibles despidos. Selina Staerz, representante del sindicato, expresa que los empleados ya no se sienten valorados como la columna vertebral de la empresa. En una región que depende en gran medida del turismo, donde Swarovski es el mayor empleador, los trabajadores desplazados pueden encontrar dificultades para encontrar un empleo alternativo.

Aunque Buchbauer asegura que no habrá más recortes de empleo más allá de 2021, circulan rumores que sugieren la posibilidad de trasladar toda la operación a Suiza. Además, los empleados han perdido la fe en la capacidad de la empresa para posicionarse como una marca de lujo accesible. Staerz enfatiza que la elite adinerada tiene los medios para comprar diamantes, por lo que los cristales de Swarovski no son esenciales.

Mientras la disputa familiar continúa desarrollándose, el destino del imperio del cristal Swarovski tiembla en el precipicio. Mientras la empresa se enfrenta a importantes desafíos y discordias internas, su futuro sigue siendo ambiguo. Queda por observar si Swarovski podrá recuperar su antiguo esplendor y encontrar una solución a sus conflictos familiares.

Enlaces útiles:
1. https://www.schonmagazine.com/expert-what-happened-to-swarovski/
2. https://www.businessoffashion.com/articles/intelligence/is-swarovskis-rebirth-too-little-too-late