El joyero italiano Recarlo ha unido fuerzas recientemente con el proyecto de sostenibilidad ética Eco-Age para desarrollar una estrategia medioambiental integral. La reconocida marca de joyería, fundada en 1967 por Carlo Re y actualmente dirigida por sus hijos Giorgio y Paolo, está ubicada en Valenza, Piamonte, una región famosa por sus hábiles artesanos y su artesanía en joyería. El principal objetivo de esta nueva estrategia es abordar los retos de sostenibilidad a los que se enfrenta la industria joyera, con especial énfasis en el reciclaje del oro. Hasta el momento, sólo el 30% del oro utilizado en joyería se recicla, lo que pone de relieve la necesidad urgente de realizar mayores esfuerzos de reciclaje.

Giorgio Re, uno de los directores generales de la empresa, ha expresado el recelo de la familia hacia los diamantes sintéticos, afirmando que su producción consume una cantidad importante de energía, a diferencia de los diamantes naturales, que tardan millones de años en formarse. Los hermanos Re se sintieron motivados a acercarse a Eco-Age después de ver el documental de Livia Firth, que invita a la reflexión, "Los diamantes de Botswana", que profundiza en las cadenas de suministro del fashion y las industrias del lujo.

Recarlo ya obtuvo la certificación del Responsible Jewelry Council, reafirmando su compromiso con las prácticas mineras responsables, el comercio justo y la defensa de los derechos humanos. Además, la empresa obtiene exclusivamente piedras de países que se adhieren al Proceso Kimberly, una iniciativa destinada a impedir el uso de fondos de la venta de diamantes para financiar conflictos civiles. Recarlo compra sus piedras directamente a De Beers en el sur de África.

A través de la colaboración con Eco-Age, Recarlo pretende reforzar aún más su dedicación a minimizar su impacto medioambiental. La empresa ha implementado una política de tres pilares que se centra en las personas, el planeta y el producto, con el objetivo de celebrar momentos importantes de la vida y al mismo tiempo garantizar un legado positivo para las generaciones futuras. Al trabajar estrechamente con sus artesanos locales, Recarlo se ha ganado una reputación por su artesanía excepcional. El siguiente paso de la marca es garantizar que toda su cadena de suministro cumpla con sus estándares de sostenibilidad.

La asociación entre Recarlo y Eco-Age es un testimonio de los esfuerzos continuos dentro de la industria de la joyería para enfrentar de frente los desafíos de la sostenibilidad. Al priorizar el abastecimiento responsable, el reciclaje y las prácticas éticas, esta colaboración busca forjar un futuro más sostenible para la joyería de lujo. Recarlo, con su fusión de artesanía italiana y conciencia medioambiental, sirve como modelo a seguir para otras marcas en su búsqueda de la sostenibilidad.

Para obtener más información sobre el Responsible Jewelry Council y su certificación, visite su sitio web oficial: Consejo de joyería responsable.

Para obtener una comprensión más profunda del Proceso Kimberly y su importancia en la industria de los diamantes, puede explorar su sitio web oficial: Proceso de Kimberly.