La empresa minorista finlandesa Stockmann ha anunciado su decisión de solicitar una reestructuración corporativa en respuesta al impacto significativo de la epidemia de coronavirus en sus operaciones. La empresa, conocida por ser propietaria de la marca Lindex, ha experimentado una repentina disminución en el volumen de clientes, lo que ha resultado en una disminución significativa de los flujos de caja. A pesar de ver un fuerte crecimiento de las ventas online en las últimas semanas, esto no ha sido suficiente para compensar la disminución del volumen de clientes. Stockmann cree que su negocio puede recuperarse y recuperar una posición estable, pero reconoce que el impacto actual del coronavirus y las restricciones relacionadas seguirán afectando sus operaciones.

La reestructuración corporativa afectará principalmente a Stockmann plc, la empresa matriz, así como a sus filiales, incluidos los grandes almacenes Stockmann en los países bálticos y la cadena Lindex. La empresa ha presentado un procedimiento de reestructuración ante el Tribunal de Distrito de Helsinki después de conversaciones con su sindicato bancario y sus principales acreedores. Las indicaciones preliminares de acreedores que representan más de una quinta parte de los acreedores conocidos de la empresa muestran una respuesta positiva a la presentación.

Stockmann ya había implementado un programa de mejora del desempeño y renovado su estrategia en sus grandes almacenes y en la marca Lindex antes del brote de coronavirus. Al centrarse en el ahorro de costos y otras mejoras, las distintas unidades de la empresa observaron mejoras en las ventas y una reducción de la deuda general. Sin embargo, el impacto de la pandemia ha provocado una fuerte caída en el volumen de clientes y en las reservas de efectivo, lo que llevó a la decisión de solicitar una reestructuración corporativa. A pesar de estos desafíos, la junta directiva de la empresa confía en su capacidad para gestionar un negocio rentable con las iniciativas que tiene en marcha.

El director general de Stockmann, Jari Latvanen, afirmó que actualmente la prioridad es asegurar el negocio y los puestos de trabajo de la empresa. La empresa pretende seguir desarrollando la marca Lindex hasta convertirla en una importante marca europea. fashion House y centrándose en tres principios clave para los grandes almacenes Stockmann: ofrecer productos únicos y de alta calidad, brindar un excelente servicio al cliente y adquirir nuevos productos de todo el mundo para los mercados finlandés y báltico.

En resumen, la decisión de Stockmann de solicitar una reestructuración corporativa refleja el impacto significativo de la epidemia de coronavirus en sus operaciones. Si bien las ventas online han mostrado un crecimiento, no ha sido suficiente para compensar la caída en el volumen de clientes. Sin embargo, la empresa cree que puede recuperar la rentabilidad mediante iniciativas en curso. La reestructuración prevista afecta principalmente a la empresa matriz y a sus filiales, quedando excluidas la marca Lindex y los grandes almacenes Stockmann en los países bálticos. Stockmann mantiene su compromiso de desarrollar sus marcas y ofrecer productos únicos y de alta calidad a sus clientes.

Enlaces útiles:
1. Sitio web oficial de Stockmann: Visite el sitio web oficial de Stockmann para obtener más información sobre la empresa y sus operaciones.
2. Sitio web oficial de Lindex: Explore el sitio web oficial de Lindex para descubrir sus últimas novedades. fashion ofertas e iniciativas.