Jacqueline Kennedy Onassis, conocida cariñosamente como Jackie Kennedy, era el epítome de la gracia, el aplomo y la sofisticación. Como Primera Dama de los Estados Unidos de 1961 a 1963, tuvo un impacto duradero en el mundo, no sólo por sus esfuerzos políticos y filantrópicos sino también por su impecable sentido del estilo.

Jackie fashion Sus elecciones fueron muy admiradas y se convirtió en un verdadero icono de estilo cuya influencia todavía se siente hoy en día. Este artículo explorará las tendencias y los diseñadores que Jackie Kennedy hizo populares durante su estancia en la Casa Blanca y más allá.

El sombrero pastillero

El sombrero pastillero, un accesorio atemporal que trascendió su propósito original, se convirtió en sinónimo del estilo elegante de Jackie Kennedy. Este icónico tocado ganó popularidad por primera vez a principios de la década de 1960, cuando Jackie comenzó a usarlo en apariciones públicas y eventos oficiales. El sombrero pastillero se caracteriza por su diseño sencillo pero sofisticado, con una forma pequeña y cilíndrica con copa plana y sin ala. Por lo general, se elaboraba con materiales lujosos como satén, terciopelo o lana y, a menudo, se adornaba con adornos como lazos, velos o plumas para darle mayor sofisticación.

El ascenso a la fama del sombrero pastillero se puede atribuir a su versatilidad y capacidad para complementar diversos conjuntos, desde trajes a medida hasta vestidos de noche. Este accesorio clásico ofreció un toque final pulido a los conjuntos de Jackie, exudando un aire de refinamiento que fue admirado por mujeres de todo el mundo. El sombrero se convirtió en un símbolo de los años 1960. fashion, y muchas mujeres emularon el estilo de la Primera Dama incorporando sombreros tipo pastillero en sus guardarropas. Incluso hoy en día, el sombrero pastillero sigue siendo un símbolo perdurable de elegancia, visto con frecuencia en eventos formales y en las colecciones de diseñadores contemporáneos. Su atractivo eterno es un testimonio de la influencia duradera del estilo icónico de Jackie Kennedy.

Oleg Cassini

Oleg Cassini, nacido en 1913 en París, hijo de un conde ruso y una condesa italiana, fue un distinguido fashion diseñadora que jugó un papel fundamental en la configuración del estilo de Jackie Kennedy durante su época como Primera Dama. La experiencia de Cassini en la aristocracia y su exposición a diversas culturas desde una edad temprana contribuyeron a su sensibilidad de diseño única. Antes de convertirse en el diseñador oficial de Jackie Kennedy, Cassini ya se había consolidado en el fashion industria, trabajando para renombrados fashion casas como Patou y diseñando vestuario para películas de Hollywood.

La colaboración de Cassini con Jackie Kennedy resultó transformadora tanto para su carrera como para el mundo de la ciencia. fashion. Como modisto personal de la Primera Dama, creó más de 300 diseños originales, incluidos trajes a medida, vestidos de corte A y lujosos vestidos de noche que irradiaban sofisticación y elegancia atemporal. Las creaciones de Cassini no sólo acentuaron la gracia natural de Jackie sino que también ayudaron a definir su estilo icónico, que llegó a conocerse como el "look Jackie". Este estilo característico dejó una marca indeleble en fashion historia, influyendo en generaciones de mujeres y diseñadores por igual. El extraordinario talento de Oleg Cassini y su asociación con una de las mujeres más elegantes del siglo XX solidificaron su legado como leyenda. fashion diseñador y figura influyente en el mundo de la fashion.

Trajes inspirados en Chanel

Los trajes inspirados en Chanel, que ganaron inmensa popularidad durante la época de Jackie Kennedy como Primera Dama, fueron un testimonio de su gusto refinado y aprecio por los diseños clásicos. Si bien el traje Chanel original fue diseñado por Coco Chanel en la década de 1920, la adaptación del look por parte de Jackie jugó un papel importante en su resurgimiento durante la década de 1960. Los trajes inspirados en Chanel presentaban chaquetas cuadradas con cuello redondo, faldas delgadas que caían justo debajo de la rodilla y detalles exquisitos como botones dorados, ribetes trenzados y bolsillos de parche. Los trajes a menudo estaban confeccionados con lujosos tejidos de tweed o bouclé, lo que aumentaba su atractivo sofisticado.

La popularidad de los trajes inspirados en Chanel se disparó a medida que mujeres de todo el mundo buscaban emular la elegancia atemporal de Jackie. Este estilo duradero se convirtió en sinónimo de gracia, refinamiento y poder, convirtiéndolo en un elemento básico del guardarropa de muchas mujeres profesionales. Los diseñadores, incluido Oleg Cassini, quien creó varios trajes inspirados en Chanel para Jackie, contribuyeron a la adopción generalizada de este estilo icónico. Hoy en día, el traje inspirado en Chanel sigue siendo una pieza clásica y versátil, presente en las colecciones de diseñadores contemporáneos y usado por mujeres que aprecian su encanto sofisticado y duradero. El impacto duradero de esta tendencia es un testimonio de la influencia de Jackie Kennedy en el mundo de la fashion y su capacidad para hacer una declaración duradera con sus elecciones de estilo.

El vestido de cambio

Los orígenes del vestido recto se remontan a la década de 1920, cuando apareció por primera vez el vestido flapper. Sin embargo, fue durante la década de 1960 cuando el vestido recto realmente ganó popularidad, ya que encarnaba la estética minimalista de la época. Como alternativa versátil y cómoda a las prendas más ajustadas, el vestido recto ofrecía a las mujeres libertad de movimiento y una sensación de modernidad.

Como Primera Dama, Jackie Kennedy solía usar vestidos rectos en diversos eventos y apariciones públicas, mostrando su preferencia por diseños simples pero elegantes. Eligió colores y estampados atrevidos y complementó sus vestidos con perlas, guantes y su característico sombrero tipo pastillero. El estilo sencillo y la gracia que Jackie exhibió en sus vestidos rectos contribuyeron al atractivo generalizado de la prenda, y mujeres de todo el mundo emularon su aspecto icónico.

El vestido recto sigue siendo un clásico del guardarropa, apreciado por su elegancia y versatilidad atemporales. Su silueta sencilla favorece una variedad de tipos de cuerpo, lo que la convierte en una opción popular para mujeres de todas las edades. Los diseñadores contemporáneos continúan reinterpretando el vestido recto, asegurando su relevancia en la moda moderna. fashion.

Gafas de sol de gran tamaño

Las gafas de sol de gran tamaño, un accesorio que ahora es un símbolo de glamour y sofisticación, saltaron a la fama durante la época de Jackie Kennedy como Primera Dama. A menudo vista con monturas grandes y redondas, Jackie convirtió este artículo funcional en un fashionpieza capaz que añadió un aire de mística a su estilo ya icónico. Las gafas de sol atrevidas y de gran tamaño no sólo protegían sus ojos del sol sino que también le proporcionaban una sensación de privacidad en medio del constante escrutinio público al que se enfrentaba.

Hoy en día, las gafas de sol de gran tamaño siguen siendo una opción popular para quienes buscan añadir un toque de glamour de Hollywood a su guardarropa. Diseñadores y fashion Tanto los entusiastas como ellos han adoptado esta tendencia, incorporando varios estilos, formas y adornos para adaptarse a diferentes gustos. La perdurable popularidad de las gafas de sol de gran tamaño es un testimonio del impacto duradero de las elecciones de estilo de Jackie Kennedy y su capacidad para convertir un accesorio práctico en una pieza llamativa que trasciende el tiempo.

Gucci y Valentino

Gucci y Valentino, dos italianos de renombre fashion casas, desempeñaron un papel importante en el viaje sartorial de Jackie Kennedy, estableciendo aún más su estatus como ícono de estilo internacional. Conocida por su amor por el italiano. fashion, Jackie usaba con frecuencia diseños de estas prestigiosas marcas, mostrando su aprecio por su artesanía, calidad y elegancia.

En particular, a Jackie le gustaba el estampado Flora de Gucci, un diseño personalizado creado para ella por Rodolfo Gucci en 1966. El estampado Flora, que presenta un intrincado patrón de coloridas flores e insectos, se convirtió en un símbolo de su gusto sofisticado y su afinidad por las telas lujosas. . Valentino Garavani, el fundador de Valentino fashion casa, también diseñó varios de los vestidos de Jackie, incluido el icónico vestido de noche de encaje blanco que usó en una cena de estado en la Casa Blanca en 1961. A través de su asociación con estos estimados italianos fashion casas, Jackie Kennedy reforzó su estatus como ícono de estilo y ayudó a elevar el perfil global de Gucci y Valentino, solidificando su lugar en el panteón del lujo. fashion.

Jacqueline Kennedy Onassis dejó un impacto duradero en el mundo de fashion, popularizando numerosas tendencias y defendiendo a diseñadores talentosos. Desde el sombrero pastillero y los trajes inspirados en Chanel hasta su amor por el italiano fashion, el estilo de Jackie continúa inspirando y cautivando a generaciones.