Ocultando el rostro pero revelando la mirada, es cálido, suave y cada vez más glamoroso. El pasamontañas es el complemento imprescindible para este invierno. Según Lyst, las búsquedas de Balaclava –su nombre original– han aumentado un 64% sólo en las últimas dos semanas, lo que demuestra que, después de un período de tres años, vuelve oficialmente a estar entre las tendencias invernales. Sin embargo, si en 2018 era sólo un buen compromiso para no pasar frío, hoy llevarlo significa combinar negocios y placer porque el pasamontañas otorga esa sensación de protección a la que nos tiene acostumbrados la obligación de llevar mascarilla.

Desde el ejército, el uso de pasamontañas se ha extendido a diferentes contextos, desde el mundo de los gangsters al del rap, desde el activismo con Pussy Riot (el colectivo feminista de punk rock ruso que actúa bajo estricto anonimato), hasta aterrizar finalmente en fashion. Hoy en día, sin embargo, los pasamontañas han perdido su poder subversivo y, gracias a los estilistas, se han vuelto glamorosos. Gucci lo decoró de forma suntuosa, mientras que la versión propuesta por Miu Miu, en el desfile de Cortina, reveló su alma informal y optimista gracias a una propuesta multicolor. Max Mara lo refina refinandolo en suave lana beige para combinar con el resto del look.

Aquí está nuestro niood selección de los 10 mejores pasamontañas de invierno para estar de moda en 2022: