El gigante alemán de ropa deportiva Adidas espera un aumento notable en sus ganancias operativas para el año 2024, luego de su reciente separación del rapero Kanye West y la posterior interrupción de su negocio Yeezy. Se prevé que las estimaciones de beneficios de la empresa alcancen unos 500 millones de euros (542.3 millones de dólares). Este pronóstico se produce después de que Adidas informara un beneficio operativo de 268 millones de euros en 2023, lo que supuso una disminución con respecto a los 669 millones de euros del año anterior, pero aún superó la pérdida inicial proyectada de 100 millones de euros por el director ejecutivo Bjorn Gulden.

Desde que asumió el cargo a principios de 2023, Gulden ha liderado los esfuerzos para revivir la suerte de la compañía después de las consecuencias de su asociación con West. La división dejó a Adidas con un importante inventario de zapatos Yeezy sin vender valorados en 1.2 millones de euros. Sin embargo, el sólido desempeño del cuarto trimestre de 2023 ha reforzado las perspectivas financieras de Adidas. En lugar de cancelar la mayor parte de su inventario de Yeezy, valorado en 300 millones de euros, la compañía planea vender los productos restantes al costo.

Este desarrollo positivo muestra el progreso que Adidas ha logrado bajo la dirección de Gulden. Aunque la ruptura con Kanye West inicialmente planteó desafíos para la marca, parece que Adidas ha superado con éxito esta mala racha. La decisión de la compañía de continuar vendiendo los productos Yeezy existentes refleja su confianza en el atractivo de la marca y la demanda del mercado.

El desempeño de Adidas en el cuarto trimestre de 2023 es una señal alentadora para sus perspectivas de futuro. Los resultados, que superaron las expectativas, implican que la empresa se está recuperando de reveses anteriores y en camino a la recuperación. Con una previsión de duplicación de los beneficios operativos en 2024, Adidas está posicionada para un crecimiento significativo y un éxito financiero.

La separación de Kanye West y la interrupción del negocio Yeezy pueden haber tenido consecuencias a corto plazo para Adidas, pero la marca ha demostrado resiliencia y adaptabilidad. Al optar por no cancelar una parte sustancial del inventario de Yeezy, la compañía ha buscado estratégicamente maximizar la rentabilidad. Vender los productos restantes al costo presenta una oportunidad para que Adidas recupere algunas de las pérdidas sufridas por la ruptura y potencialmente capitalice la demanda restante de productos Yeezy.

De cara al futuro, la utilización que haga Adidas de este impulso positivo será intrigante. La empresa cuenta con una sólida trayectoria de innovación y una base de clientes dedicada, lo que la posiciona bien en el ferozmente competitivo mercado de la ropa deportiva. Además, Adidas ha demostrado tener éxito en colaboraciones con varios influencers y celebridades, como Beyoncé y Pharrell Williams. Aprovechar estas asociaciones y continuar invirtiendo en tecnologías y diseños de vanguardia podría contribuir aún más al crecimiento de Adidas en los próximos años.

En conclusión, las perspectivas de Adidas para 2024 son sumamente prometedoras, con expectativas de un aumento significativo en el beneficio operativo. La separación de Kanye West y la posterior discontinuación del negocio Yeezy no han obstaculizado el progreso de la marca. En cambio, Adidas ha mostrado su adaptabilidad y capacidad para tomar decisiones estratégicas para maximizar la rentabilidad. Con un sólido desempeño en el cuarto trimestre de 2023 y una perspectiva positiva para el futuro, Adidas está estratégicamente posicionada para un éxito sostenido en la ferozmente competitiva industria de la ropa deportiva.

Enlaces útiles:
1. Entrevista al CEO de Adidas sobre la última estrategia
2. El enfoque de Adidas hacia la sostenibilidad y el bienestar de los empleados