Lululemon Athletica Inc, la reconocida marca conocida por su ropa de yoga de moda, tiene cautelosas esperanzas sobre la próxima temporada navideña. Sin embargo, la compañía anticipó una posible disminución en las ganancias ajustadas para el trimestre actual debido a mayores gastos de marketing. En consecuencia, las acciones de Lululemon experimentaron una caída de aproximadamente el 5% durante la negociación extendida.

Para capitalizar la creciente demanda de clases de ejercicio en casa provocada por la pandemia de coronavirus, Lululemon planea asignar más fondos a la comercialización de Mirror, una empresa de fitness en casa que adquirió a principios de este año por 500 millones de dólares. Este movimiento estratégico se alinea con el objetivo de la compañía de impulsar el negocio durante la temporada navideña. Se proyecta que Mirror generará 150 millones de dólares en ingresos para Lululemon en 2020.

La decisión de invertir en Mirror surgió cuando Lululemon tuvo que suspender sus clases de yoga y fitness en la tienda, que anteriormente habían servido como una herramienta de marketing eficaz para atraer más clientes. En consecuencia, la compañía aceleró sus inversiones en el canal digital y se preparó para diversos escenarios en respuesta a las continuas incertidumbres provocadas por el entorno COVID-19.

Lululemon anticipa que la capacidad limitada de sus tiendas relativamente pequeñas, junto con el horario de funcionamiento reducido, afectará el tráfico peatonal en la segunda mitad de 2020. Para contrarrestar este efecto, la compañía pretende abrir 70 tiendas de temporada en áreas clave, con el objetivo de atraer más clientes a sus tiendas físicas durante la crucial temporada navideña.

Como nota positiva, el negocio directo al consumidor de Lululemon, que comprende las ventas en línea, experimentó un impresionante crecimiento del 155 % en el segundo trimestre que concluyó el 2 de agosto. Además, la compañía reportó un aumento del 2.1% en sus ingresos netos, alcanzando un total de $902.9 millones, superando la cifra estimada de $842.5 millones.

Si bien Lululemon mantiene un optimismo cauteloso con respecto a la temporada navideña, reconoce la continua incertidumbre creada por la pandemia de COVID-19. A medida que avanza el año y se acerca la temporada navideña, Lululemon sigue comprometido a monitorear de cerca la situación y adaptar sus estrategias en consecuencia.

Enlaces útiles:
1. Lululemon se toma en serio la adquisición de espejos
2. Lululemon supera las expectativas en medio del impulso de la pandemia