Monogram, el especialista en productos de lujo de segunda mano, ha conseguido casi 3 millones de euros en su primera ronda de financiación. Los fondos fueron proporcionados por HWA, una family office y otros cuatro business angels. Fundada en 2015 con el nombre de ByLuxe, Monogram cambió su nombre en 2021 para alinearse mejor con su misión de vender productos de segunda mano de lujo y alta gama.

En lugar de vender la empresa, la fundadora de Monogram, Beverly Sonego, decidió recaudar fondos para respaldar sus ambiciones de crecimiento. Si bien recibieron ofertas de industriales que buscaban adquirir la empresa, Sonego consideró que era demasiado pronto para vender. La ronda de financiación avanzó rápidamente y en diciembre se identificaron los socios.

Durante el proceso de recaudación de fondos, Sonego, junto con la directora general Cécile Maudy y la directora operativa Ornella Perez, presentaron las ambiciones de Monogram a los inversores potenciales. Esta presentación llamó la atención de William Ayache, director de Dental Monitoring, que invirtió 2 millones de euros en la empresa junto con HWA. Otros cuatro business angels, con experiencia en emprendimiento y tecnología, también contribuyeron con casi 1 millón de euros para apoyar los proyectos de desarrollo de Monogram.

Monogram ha definido tres áreas de aceleración: contratación, tecnología y expansión internacional. La empresa prevé contratar aproximadamente a quince nuevos empleados en su traslado a unas instalaciones más grandes en Levallois-Perret. Ya han cubierto los puestos de director de marketing y director técnico, y se espera que pronto se incorpore un director de recursos humanos.

En términos de tecnología, Monogram pretende pasar de un modelo de negocio físico a un enfoque “phygital” más basado en la tecnología. Esto incluye mejorar la experiencia del usuario en su sitio web, mejorar las herramientas de CRM y desarrollar aún más sus herramientas de autenticación de productos en línea. También hay planes para explorar mejoras en sus herramientas de fijación de precios, sistema de gestión de contenidos y el posible lanzamiento de una aplicación dedicada.

Ampliar su presencia fuera de Francia es otro objetivo clave para Monogram. La empresa abrió su primera tienda en la Avenue Victor Hugo de París el año pasado y actualmente tiene presencia en las Galerías Lafayette Haussmann. También han establecido espacios en otros lugares, como la boutique de Maison Russe y un quiosco en el pueblo de la marca La Vallée Village. Monogram tiene la intención de abrir más tiendas pop-up en Londres, Milán y Barcelona, ​​y está considerando puntos de venta permanentes en Marruecos, Israel y Dubai para 2024. También tienen planes de fortalecer su presencia en mercados vecinos como Luxemburgo, Suiza, y Alemania.

Monogram anticipa un crecimiento significativo a partir de 2023. Con una facturación reportada de 9.5 millones de euros el año pasado, la compañía apunta a 15 millones de euros en ingresos para este año. El logro de este objetivo contará con el apoyo de sus inversiones, realizaciones de proyectos y socios financieros.

La exitosa ronda de recaudación de fondos es un hito importante para Monogram. La empresa llevó a cabo un análisis en profundidad de sus indicadores de desempeño y la experiencia del cliente, implementando cambios internos para garantizar una gestión eficaz y al mismo tiempo preservar la identidad solidaria de Monogram. Esta financiación allanará el camino para un crecimiento de dos dígitos en los próximos meses a medida que Monogram continúe ampliando su presencia en el mercado de segunda mano de lujo.

Enlaces útiles:
1. Sitio web oficial del monograma
2. Vogue: las mejores tiendas de consignación de diseñadores